Fiebre, motivo frecuente de atención médica en menores en IMSS Sinaloa


imss-LOGO20111023

Culiacán, Sinaloa, a 6 de mayo de 2014 (ssnetnews).- La fiebre, también conocida como calentura, se manifiesta como un incremento de la temperatura corporal por encima de los límites normales, que por lo general son de alrededor de 37°C, informó el coordinador auxiliar de Atención Médica del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Natividad Salomón Medina Carrillo.

La causa más común de fiebre en niños y niñas, indicó el médico del IMSS, son las infecciones por virus o bacterias; y aunque resulta bastante molesta, representa un mecanismo de defensa, ya que el cuerpo eleva su temperatura como resultado de una enfermedad.

La fiebre es uno de los motivos más frecuentes de atención en menores y una queja habitual de los padres en la consulta médica,  indicó Medina Carrillo; por sí misma, la también llamada calentura no es una enfermedad, sino un síntoma de alerta de que algo está pasando en el organismo.

El médico del Seguro Social señaló que un error muy común es tratar de apreciar la temperatura tocando levemente la piel del menor, ya que para saberlo con exactitud se debe utilizar un termómetro en forma adecuada.

Para el uso correcto del termómetro, recomendó que en bebés menores a los tres meses de edad, se tome la temperatura vía rectal; a partir de los cuatro meses y hasta los 4 años de edad, bajo el brazo o en el recto; y en niños y niñas mayores de 4 años, en la boca, bajo la lengua.

El coordinador auxiliar del Seguro Social indicó que el temido daño cerebral a causa de la fiebre, no suele ocurrir, sino en los casos en que una persona presente una temperatura por arriba de los 42°C por un periodo prolongado. El porcentaje de niños que llegan a convulsionar por presentar fiebre elevada, dijo, es de aproximadamente cuatro por ciento.

En la actualidad, enfatizó Medina Carrillo, el principal objetivo de aliviar la calentura es que el menor se sienta cómodo. En general, si la fiebre es leve y no se aprecia otro problema, se recomienda mantener la habitación sin corrientes de aire; tener presente que cuanta más fiebre tenga el niño o niña, menos ropa debe llevar, de preferencia dejarle sólo el pañal o con una prenda ligera; colocar paños humedecidos en agua tibia en la frente y el tronco del menor hasta que la temperatura baje, y evitar el uso de alcohol o hielo.

Asimismo, recomendó que en caso de persistir la fiebre se bañe al menor con agua tibia durante 20 a 45 minutos; ofrecerle líquidos –ya sea en agua, sopa o gelatina- para evitar deshidratación; en caso de que el niño o niña no sienta apetito, no obligarlo a comer, pues el riesgo de vómito es mayor.

Finalmente, afirmó que si el niño presenta una temperatura mayor a 38°C debe ser llevado al servicio de urgencias para ser estabilizado de inmediato y evitar la automedicación, o recurrir a medidas caseras para intentar bajarle la fiebre.

 

Previous Redistritación Facultad del INE: Martha Tamayo
Next Ensenada pega primero de manera contundente en la LNM

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *