La Columna de CORNELIO MONTAÑO


El candidato del PAN a la alcaldía de Hermosillo, Damián Zepeda Vidales, tuvo este lunes un exitoso arranque de campaña.

Abril 13, 2015

 

+ Damián Zepeda muestra el power azul en Hermosillo.

+ Javier Gándara debe dejar la tibieza y ser más crítico.

+ PANAL y PVEM, aliados que no suman a campaña priísta.

 

Damián Zepeda mostró el power azul este lunes por la noche al hacer el arranque oficial de su campaña por la alcaldía de Hermosillo, en un evento que reunió a las fuerzas reales del panismo hermosillense, como el alcalde Alejandro López Caballero.

Los panistas se mostraron como un partido unido, con la presencia del candidato a Gobernador, Javier Gándara Magaña, así como del dirigente estatal Juan Valencia Durazo, y diversos liderazgos blanquiazules.

Para acallar rumores en el sentido de que existe un distanciamiento entre ambos y de que inclusive López Caballero retiró a su gente de la campaña de Damián, fue el propio Alcalde quien le dejó la mesa servida a Damián con un panismo bien arengado, entusiasta y dispuesto a escuchar a su candidato.

Hay quienes dicen que no fueron rumores, sino que fue muy cierto el enfado de López Caballero, pero finalmente la sangre no llegó al río y dicen que en mucho se debe a los buenos oficios del “Mois”, Moisés Gómez Reyna, quien de esta manera demuestra el por qué va más que perfilado para ser coordinador de la bancada del PAN en el Congreso del Estado.

Ausente de este evento el gobernador Guillermo Padrés y es que ni Damián ni Javier Gándara quieren ser vistos con el mandatario sonorense, a quien se le ve como un apestado políticamente, hasta por sus compañeros de partido.

Y para muestra ahí está lo dicho por Javier Gándara durante su charla con los amigos y colegas integrantes de la Mesa Cancún, al poner distancia de por medio con el argumento de que ni son iguales ni quiere que lo metan al mismo costal.

De hecho hace ya mucho tiempo que Javier no se deja ver públicamente con Padrés. Sin embargo, el candidato panista a la gubernatura no ha sido lo suficientemente contundente para establecer la diferencia, porque ni una sola vez se le ha escuchado alguna autocrítica en la que acepte que así como hay cosas buenas también hay muchas cosas malas, muchas fallas del gobierno de Padrés.

Para convencer al electorado de que no son lo mismo y que aun siendo del mismo partido puede hacer un cambio, Gándara tiene que empezar por decirle a la gente qué cosas ve mal en la administración estatal y cómo las va a mejorar, o de plano a desaparecer lo que no funciona, inclusive a castigar actos de corrupción que encuentre, porque de que los hay los hay.

Y mientras eso ocurre en el PAN, por su lado la abanderada del PRI-PVEM-PANAL, Claudia Pavlovich Arellano, lanzó su propuesta para rescatar al sistema de salud de Sonora, del colapso en el que lo ha dejado la administración de Guillermo Padrés.

Para garantizar a los sonorenses un trato digno, sensible y humano, Claudia Pavlovich dio a conocer ante los medios a los 10 observadores ciudadanos que se encargarán de darle forma y cuidar el cabal cumplimiento de uno de los ejes de su propuesta para un Sonora de 10, el de “Un Sistema de Salud Preventivo, Humano y Equipado con Tecnología de Punta”.

La candidata priísta a la gubernatura señaló que durante la actual administración estatal el sistema de salud se ha colapsado, pues se tienen cifras que colocan a Sonora en el lugar 31 a nivel nacional en Vacunas Infantiles cuando en el 2009 ocupaba el cuarto; el 26 en Prevención de Mortalidad Infantil luego de haber estado en el sexto y la tasa de mortalidad materna se ha duplicado.

Y hablando de la alianza PRI-PVEM-PANAL, al parecer no le está resultando muy provechosa al tricolor en Sonora, Dicen que hay alianzas que no suman, y por lo visto ésta es una de ellas.

El Partido Verde con toda la fama y proclividad a violentar la ley electoral, que le han hecho acreedor a más de 200 millones de pesos en multas  por parte del INE, y el PANAL con su líder moral y fundadora, Elba Esther Gordillo, en la cárcel por corrupción, la verdad es que se han convertido en un lastre para el PRI.

Al menos en Sonora, el Verde y el PANAL se han despachado con la cuchara grande en cuanto a postulación de sus candidatos, y la fuerza que dicen aportar a la campaña de Claudia Pavlovich la verdad es que no se nota, pues hasta hoy sólo alcanza para un empate técnico, según las encuestas.

En cambio, en el tricolor que comanda, al menos en el papel, Alfonso Elías Serrano, se ha descuidado la alianza hacia el interior con sus sectores.

Para muestra está el sector campesino que encabeza Ignacio Martínez Tadeo, ninguneado, olvidado. Dicen que los priistas del sector campesino están como los perros de rancho, que los encierran cuando hay fiesta y los sueltan cuando hay problemas.

Es decir, no han sido invitados a participar en candidaturas a diputaciones y alcaldías, pero sí los van a ocupar para sacar adelante la elección el próximo 7 de junio. Lo mismo pasa con los borreguistas, en su gran mayoría no han sido invitados a la mesa del señor, y algunos que están no han tenido mucho margen de acción.

Ojalá que este tipo de cosas no vayan a estropear la tendencia ascendente que trae en las últimas encuestas la candidata de la coalición “Por un Gobierno Honesto y Eficaz”.

 

Estaremos al pendiente. Sean felices.

 

Hasta la próxima.

 

Contacto: redaccion@corneliomontano.com

www.corneliomontano.com

Twitter: @corneliomontano

Facebook: Cornelio Montaño C.

Previous No permitiremos que la delincuencia nos robe la tranquilidad: Maloro Acosta
Next La Columna de CORNELIO MONTAÑO

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *