Tomado de: David Saúl Vela / El Financiero

MÉXICO, D.F. 29 de junio del 2015.- Empresarios de Sonora denunciaron la existencia de una red de altos funcionarios del estado —que podría estar encabezada por el gobernador panista Guillermo Padrés— que se dedica al “cobro forzado de moches” de hasta 30 por ciento por cada uno de los contratos que firma el gobierno local con prestadores de servicios.
De acuerdo con la denuncia presentada en la PGR por Manuel Alejandro del Real, a la cabeza de esta red estaría, además de Padrés, el secretario de Hacienda, Carlos Villalobos Organista, así como el tesorero Mario Cuen Aranda.
La denuncia precisa que dichas personas operan desde 2012 a través de Cpetres SA de CV, SOFOM ENR, con lo que ha generado quebrantos económicos a decenas de empresarios.
Según el expediente AP/PGR/SON/HER-VI/370/2015, el gobierno de Sonora comenzó deliberadamente a retrasar el pago a prestadores de servicios con el fin de desesperarlos y obligarlos a buscar a funcionarios estatales para destrabar sus pagos.
Dichos funcionarios planteaban panoramas oscuros y les sugerían ceder los derechos de la deuda a través del factoraje financiero que brinda Cpetres SA de CV, SOFOM ENR, una empresa que era representada legalmente por Ignacio Ongay Narváez y cuyo consejo de administración está integrado por Mario Alfonso Castillo Gallegos, Romualdo Benito Morales e Ignacio Ongay Narváez Oain.
La intermediación de Cpetres representaba para el empresario ceder hasta 30 por ciento de la deuda que el gobierno tenía con ellos. Según la denuncia, una vez que accedían la empresa financiera les pagaba de inmediato el 70 por ciento al prestador de servicios y el gobierno pagaba de inmediato a Cpetres el 100 por ciento del adeudo inicial.
“La Secretaría de Hacienda omite el pago a sus proveedores incurriendo en mora, orillándolos a realizar un proceso de factoraje con Cpetres SA de CV, SOFOM ENR, encargada de saciar la enorme necesidad económica de los citados proveedores y cobrando finamente las facturas cuando el estado, curiosamente, paga prácticamente de inmediato los citados adeudos, una vez que recaen en las arcas de la citada entidad financiera”, apunta la denuncia.
Detrás de esta financiera podría estar no sólo el gobernador Padrés, sino también su esposa Iveth Dagnino, y los secretarios particulares de ambos, dice la demanda.
Por ello, exigen la investigación de estas personas, así como del secretario de Hacienda local, el director de Finanzas o encargado de los pagos a proveedores del propio estado y demás funcionarios implicados en la gestión y pago de los adeudos con proveedores, de 2012 a la fecha.
La denuncia llegó hasta la PGR, pero a la fecha la dependencia no ha mostrado avances.
Testimonios recabados por El Financiero afirman que dicha empresa ya cerró sus puertas y en las oficinas que tenía, ubicadas en Doctor Paliza, número 73-A, colonia Isssteson Centenario, Hermosillo, Sonora, se instaló otra empresa denominada Profinomex.
En su página de internet ésta se identifica como una empresa creada en 2011 y dedicada a la asesoría y ayuda financiera a través de otorgamiento de créditos tanto personales como de vivienda.

Empresarios consultados dijeron que ésta suplió los trabajos de cobranza que realizaba Cpetres.