El IMSS anunció que ya se investiga el caso y mientras se llevan a cabo las diligencias por una comisión especial llegada de la Ciudad de México, el doctor que realizó la cirugía no podrá ejercer actividades médicas.

Tomado de: proceso.com.mx

CIUDAD OBREGÓN, Sonora. 30 de junio del 2015 (apro).- El pasado viernes 26, Fernando Jonathan, de un año de edad, fue sometido a una operación quirúrgica en la Unidad Médica de Alta Especialidad del IMSS. Le iban a quitar un tumor del ojo izquierdo que pone en riesgo su vida, pero el oftalmólogo que lo operó se equivocó y le quitó el ojo derecho, por lo que el menor no volverá a ver más.

Marlene Ayala Quijano, madre del pequeño, denunció que el doctor Armando Cisneros Espinosa justificó su error con el argumento de que en el ojo derecho también había un tumor.

Pero ella lo niega tajantemente. “Mi esposo y yo contamos con los estudios donde consta y demostramos que era el ojo izquierdo donde tiene el tumor, y por error de ellos (galenos del IMSS) le quitaron el otro”.

Inconsolable, la madre acudió a los medios de comunicación para denunciar la negligencia médica e implorar ayuda a las autoridades para que los responsables reciban castigo.

“Ese día de la operación (viernes 26), a la media hora nos dijeron que nos podíamos llevar al niño, pero nos negamos porque ni siquiera había despertado de la anestesia, y mi marido y yo decidimos que no abandonaríamos el hospital hasta escuchar un diagnóstico confiable tras la operación”, relató Ayala Quijano.

Y ahora, añadió, “el doctor Cisneros me dice que el niño no ha perdido la vista completamente porque con el ojo izquierdo tiene visibilidad, lo cual no es cierto, porque todos los estudios demuestran que el ojo está calcificado y tiene infiltraciones al nervio óptico”.

El pequeño Fernando Jonathan llegó al hospital después de que se le diagnosticó retinoblastoma (tumor) del grupo E en el ojo izquierdo –que requería intervención inmediata–, y glaucoma congénita en el derecho, que podría ser atendida con tratamiento, pero ahora eso ya no será posible.

Ya se investiga y está suspendido el médico: IMSS

IMSS de Ciudad Obregón, Sonora.

IMSS de Ciudad Obregón, Sonora.

En un comunicado, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) informó que el caso ya es investigado por las autoridades de la dependencia, luego de que se recibió una queja de familiares ante el área técnica de atención y orientación al derechohabiente (TAOD), y mientras se investiga el médico responsable se encuentra suspendido.

Asimismo, destacó que si se encuentra responsabilidad médica, se actuará conforme los lineamientos que establece la normatividad del IMSS.

Asimismo, mencionó que existe una denuncia penal y por ello no puede adelantar detalles para no entorpecer las investigaciones de las autoridades correspondientes.

Sobre la denuncia presentada ante la Procuraduría General de la República (PGR) por los padres del niño, el IMSS informó que colaborará con dicha autoridad a fin de que se esclarezcan los hechos, se finquen las responsabilidades correspondientes, y en su caso proceder a la reparación del daño correspondiente de manera expedita.

Llega Comisión Especial a investigar

La investigación médica preliminar realizada por el IMSS, sobre la presunta negligencia médica en la cirugía oftalmológica practicada al niño Fernando Jonathan, arrojó que el médico tomó la decisión de retirar el ojo derecho por un cáncer congénito avanzado que afectaba a ambos ojos.

Aparentemente, reportó la Delegación Sonora del IMSS, el doctor tomó la decisión sobre lo que consideró era lo más conveniente para el niño, sin embargo, serán las investigaciones las que deslinden las responsabilidades correspondientes.

El doctor que encabezó la cirugía, no realizará actividades médicas en tanto concluyan las investigaciones.

Para atender el caso, llegó a Ciudad Obregón, preveniente de la Ciudad de México, un equipo especial que le dará seguimiento al caso y está encabezado por el coordinador de Unidades Médicas de Alta Especialidad, Jaime Zaldívar Cervera, un médico oftalmólogo pediatra y personal de atención al derechohabiente, para valorar la situación de primera mano y tomar cualquier medida necesaria.