Las autoridades mexicanas niegan que hubiera orden de asesinar a delincuentes


Roberto Campa, subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación (SEGOB).

 

MÉXICO, D.F. 03 de julio del 2015.- Luego de que el Centro Pro –que defiende los derechos humanos– presentara un documento que presuntamente demuestra que soldados mexicanos recibieron la orden de “abatir a delincuentes”, la Secretaría de Gobernación (Segob) rechazó que en caso de Tlatlaya hubiera existido una orden de asesinar a presuntos delincuentes.

“No hay ningún fundamento en ninguna disposición que permita la interpretación de privar de la vida a mexicanos (…) El término abatir tiene 10 acepciones distintas en el diccionario; ninguna es privar de la vida sino desarmar, descomponer, incriminar, derribar, hacer que algo caiga o descienda’’, dijo Roberto Campa, subsecretario de Derechos Humanos de la Segob, de acuerdo con un reporte del diario La Jornada. 

Esta declaración es una respuesta a lo contenido en el documento revelado ayer 2 de julio por el Centro de Derechos Humanos Miguel Agusitín Pro Juárez, en el que quedan inscritas las instrucciones que recibió el teniente Ezequiel Rodríguez Martínez –que estaba al frente de las tropas que participaron en las ejecuciones extrajudiciales cometidas el 30 de junio de 2014 en Tlatlaya, Estado de México-: “abatir delincuentes en horas de oscuridad”.

Al respecto, Campa explicó que “aunque se trate de los peores delincuentes, frente a ellos el Estado no puede sino sujetarse a la ley. Y como en este caso presuntamente no se sujetaron a la ley, están en este momento sujetos a un proceso civil y militar por el incumplimiento de esta instrucción’’.

Hasta ahora sólo siete soldados han sido arrestados y procesados por el caso, pero sólo tres de ellos están acusados de homicidio; sin embargo, no hay plazo para que se dicte sentencia.

Asimismo, la Procuraduría de Justicia del Edomex informó que siete policías estatales fueron acusados formalmente de torturar a tres mujeres que sobrevivieron a las presuntas ejecuciones extrajudiciales cometidas por los militares mexicanos.

Cuatro de los policías ya fueron detenidos e ingresados a un penal, informó el miércoles 1 de julio la dependencia estatal.

Con información de La Jornada.

 

Previous El Gobierno de la República radica en tiempo y forma los recursos federales para la UNISON
Next Yovani Gallardo disfruta una notable racha de ceros

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *