La Columna de CORNELIO MONTAÑO

Julio 26, 2015

+ Acto de lealtad priista, acuerpan al Presidente EPN.

+ Respuesta a la crisis política, económica y de confianza.

+ Beltrones acusa recibo del mensaje y lo hace suyo.

El priismo nacional celebró el sábado 25 de julio, en la explanada del Comité Ejecutivo Nacional priista, el acto de la “Unidad para continuar la transformación de México”, cuyo propósito no fue otro sino el de ratificar su lealtad al Presidente de la República y mostrar unidad ante la crisis de credibilidad que afecta al gobierno federal, tanto a nivel nacional como internacional.

Fue también un evento de definiciones, muy necesario, antes de arrancar el mes de enero y con él el proceso de cambio de líder nacional del tricolor.

Era necesario antes, dejar en claro que antes que nada está el proyecto de nación, de gobierno y de permanencia en el poder, que gira en torno a la figura presidencial, y en donde no caben los proyectos personales.

Esta posición la dejó clara el propio presidente de la República, Enrique Peña Nieto, en su mensaje a los priistas en ese evento de unidad.

El mensaje tuvo varios destinatarios y todos ahí presentes. Por principio de cuentas tres prominentes secretarios del gabinete, como Miguel Ángel Osorio Chong, de Gobernación; Luis Videgaray, de Hacienda, y Enrique Martínez y Martínez, de Sagarpa. Al igual que los coordinadores parlamentarios del PRI en el Senado y en la Cámara de Diputados, Emilio Gamboa Patrón y Manlio Fabio Beltrones Rivera, respectivamente; así como el polémico gobernador de Chihuahua, César Duarte Jaques, sobre quien pesan múltiples denuncias por enriquecimiento ilícito y presuntos actos de corrupción en su gobierno.

Lo cuestionable del mensaje presidencial de que no hay cabida para proyectos personales, suena dictatorial, poco incluyente, contrario a los principios democráticos.

Todos los priistas ahí presentes tienen proyectos personales, por eso están en la política, no son robots, tienen ambiciones, aspiraciones, están en la política como medio de superación personal y material, y de paso si pueden hacer el bien a los mexicanos, a sus representados, pues qué mejor. Esa es la mera verdad. Nadie entra a la política para servir y no obtener nada a cambio.

El acto de unidad priista para la transformación de México es en realidad una respuesta y busca dejar en claro que el Presidente tiene todo el respaldo de la estructura y maquinaria del PRI.

Se demostró fuerza ante los diversos escenarios adversos por los que transita la administración del presidente Peña Nieto, la cual alcanzó su punto más álgido con dos eventos cruciales, la desaparición de los 43 estudiantes de la Escuela Nor5mal de Ayotzinapa y la fuga del líder del Cártel de Sinaloa, Joaquín “El Chapo” Guzmán, de la cárcel de máxima seguridad de “El Altiplano”, ubicada justamente en el Estado de México, el corazón, El Pentágono, del Grupo Atlacomulco.

Así que fueron varios los que debieron sentirse aludidos por este mensaje del Presidente, porque son innegables los proyectos de Osorio Chong y Luis Videgaray para buscar la candidatura del PRI a la Presidencia de la República para el 2018.

También debió sentirse aludido el coordinador parlamentario del PRI en la Cámara de Diputados, el influyente diputado y ex gobernador de Sonora, Manlio Fabio Beltrones Rivera, a quien lo mismo medios nacionales que internacionales le ven los tamaños tanto para dirigir al PRI, como para ocupar la Secretaría de Gobernación y enderezar todos los entuertos que trae esa dependencia, y hasta para ser el sucesor de EPN en diciembre del 2018.

Hábil y colmilludo como es, Beltrones recibió y procesó el mensaje presidencial, lo hizo suyo y en oportuno comunicado de prensa este domingo avaló los términos de lo dicho por el priista número uno del país.

Beltrones, quien según reportan se llevó el aplausómetro del evento, después del Presidente por supuesto, afirmó que en el PRI son tiempos de cumplirle a México y no de proyectos personales, a fin de ir en unidad en torno al proyecto de transformación nacional que encabeza el presidente Peña Nieto.

“La tarea de transformación está en plena marcha y demanda que cada quién sume su esfuerzo y cumpla sus responsabilidades, sin desvíos ni distracciones, porque es un momento clave para la vida de la Nación”, afirmó el nativo de Villa Juárez, Sonora, y puntualizó que los tricolores están unidos con el gobierno federal.

No hubo señales claras de quién pudiera ser el nuevo Presidente del Comité Ejecutivo Nacional del PRI, pero resulta interesante lo ocurrido el sábado ya por iniciar el acto de unidad priista, cuando en el página de Facebook de las “Mujeres del PRI”, con una foto de varias féminas con Beltrones, publicaron el mensaje en el sentido de que “llegó nuestro nuevo líder nacional”.

Y por cierto que la gobernadora electa de Sonora, Claudia Pavlovich Arellano, recibió un efusivo saludo del Presidente de la República, y según trascendió Claudia le reiteró la invitación a que la acompañe en su toma de posesión el próximo 13 de septiembre.

Todo indica que sí va a estar EPN presente y no es para menos, porque es clara la importancia que reviste, tratándose de la única mujer gobernadora que habrá en el país a partir de ese día. Sin duda el Presidente quiere ser testigo de dicho evento.

Por hoy hasta aquí la dejamos. Sean felices.

Hasta la próxima.

 

Contacto: corneliomontano@hotmail.com

www.corneliomontano.com

Twitter: @corneliomontano

Facebook: Cornelio Montaño C.