Director de Unidad Municipal de Protección Civil indicó que permanece pronóstico de lluvias de jueves a domingo.

 

Hermosillo, Sonora; Junio 29 de 2016.- La Unidad Municipal de Protección Civil reportó que la primera lluvia de la temporada de verano en Hermosillo transcurrió sin ocasionar daños significativos en la ciudad.

Guillermo Moreno Ríos, titular de la dependencia, aclaró que el único incidente de consideración asociado a esta precipitación fue el colapso de un techo en una plaza comercial de la localidad, en el cual la función de esta Institución fue tomar las primeras medidas para evitar daños a las personas.

Precisó que las siguientes evaluaciones de la condición del inmueble le corresponden a la Unidad Estatal de Protección Civil, así como determinar el momento en que reinicien sus actividades.

La lluvia promedió entre los 12.5 y 13 milímetros en la ciudad; en la zona nororiente del casco urbano se llegó a los 17 milímetros y en el área poniente hasta 35 milímetros en la madrugada, detalló el funcionario.

Recordó que junto con la instalación del Comité Local de Emergencias las dependencias CIDUE y Servicios Públicos Municipales realizaron tareas preventivas como saneamiento de canales y arroyos y limpieza de alcantarillas pluviales para evitar problemas.

Personal del departamento de bomberos hizo lo propio con monitoreo y recorridos por puntos estratégicos durante y después de la lluvia, sin que se haya detectado ningún incidente extraordinario en el casco urbano o en las comunidades rurales, explicó.

El Director de la UMPC consideró que los hermosillenses han atendido las recomendaciones para evitar accidentes durante las lluvias y reiteró el llamado a continuar pendiente de cualquier aviso o información que se les hagan llegar a través de los medios de comunicación.

Moreno Ríos recomendó evitar que los niños se acerquen a zonas de arroyos; retirar de los techos objetos que puedan desplazarse con el viento; despejar las alcantarillas pluviales; evitar permanecer a la intemperie o bajo árboles durante la precipitación y en caso de estar conduciendo durante la misma hacerlo con moderación y prudencia con las luces e intermitentes encendidas.