El Congreso veracruzano discute la creación de una sala Especializada en Materia de Anticorrupción en medio de descalificaciones de los legisladores de oposición, que aseguran que en realidad el Partido Revolucionario Institucional (PRI) lo que en realidad busca es una legislación para proteger a los “funcionarios corruptos” del Gobierno de Javier Duarte.

Fuente: Sinembargo.mx

Ciudad de México, 30 de junio.- El Congreso de Veracruz frenó la designación del nuevo Fiscal Anticorrupción en la entidad, cargo en el que se preveía se ratificara a Francisco Portilla Bonilla. Lo anterior luego de la presiones sobre el presunto blindaje que el Gobernador Javier Duarte de Ochoa pretendía con este nombramiento.

Se preveía que durante la novena sesión ordinaria del Congreso de Veracruz se sometería al pleno la designación de un Fiscal Anticorrupción, sin embargo en un primer momento el tema fue retirado del dictamen del día debido a que no alcanzó el consenso necesario entre los legisladores.

La propuesta fue frenada ya que no reunió los 34 votos a favor necesarios para ser subida al pleno. Incluso la mayoría priista del Congreso local dio un giro y decidió no respaldar la moción.

El Congreso veracruzano se encuentra discutiendo la creación de una sala Especializada en materia de Anticorrupción, sin embargo, la discusión se ha volteado en críticas en contra de la propuesta que aseguran, es una Ley a modo para blindar al Gobernador Javier Duarte. Incluso, dentro del recinto Legislativo, diversas personas protestan con pancartas en las que lee: “#QueNoSeEscapeDuarte”.

Diversos legisladores de oposición que han subido a la Tribuna aseguraron que una Nueva Sala no es necesaria, ya que consideraron, este trabajo lo puede llevar a cabo el Poder Judicial de la entidad. E insistieron en que se trata de un intento por legislar a una Ley “a modo” para proteger a los funcionarios corruptos del Gobierno de Javier Duarte.

Javier Duarte, gobernador de Veracruz.

Javier Duarte, gobernador de Veracruz.

La Diputada del Partido Acción Nacional (PAN), Ana Cristina Ledezma, consideró que “crear una sala especializada no implica una sola reforma, significa un nuevo atraco a las finanzas públicas del Estado”.

“Lamentablemente en este Congreso se siguen inventando magistrados. Ustedes están ocupando un Sistema Anticorrupción adecuándolo a su modo, para proteger a todos los funcionarios corruptos de este Gobierno”. Además, aseguró, que el dictamen invade las facultades del Poder Judicial.

En este último punto, otros legisladores también han considerado que la propuesta de una nueva Sala Especializada “tiene vicios claros de inconstitucionalidad”, por invadir al Poder Judicial de Veracruz.

El también panista, Jorge Vera Hernández, de aceptar la Sala Especializada, dijo, sería darle más carga financiera al Poder Judicial. “No hace más falta”, dijo.

La sesión del Congreso de Veracruz se desarrolla en medio de protestas de la organización de los 400 pueblos y de un cerco policíaco en las inmediaciones del recinto.

Los integrantes del Movimiento de los 400 pueblos protestan afuera del Congreso de Veracruz para exigir la aprobación del Fiscal Anticorrupción que está proponiendo Duarte de Ochoa.

Desde la noche de ayer, decenas de campesinos, liderados por César del Ángel Fuentes, durmieron en las inmediaciones del Congreso, donde colgaron dos lonas amplias en las que piden “A la Legislatura Veracruzana: Aprobación del Fiscal Anticorrupción ¡Ya! Movimiento de Los 400 Pueblos.

El líder de los 400 Pueblos es investigado por la Fiscalía General del Estado por las agresiones contra el Gobernador electo, Miguel Ángel Yunes Linares, el líder nacional del Partido Acción Nacional (PAN), Ricardo Anaya, y el coordinador de elecciones de ese partido, Santiago Creel, registradas afuera del congreso la tarde del miércoles.

Algunos elementos policiacos resguardan los alrededores del Palacio Legislativo, donde fueron colocadas vallas metálicas

El freno se da luego de que ayer la presidenta interina del PRI, Carolina Monroy del Mazo, tomó distancia del Gobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, y reprobó que pretenda “blindarse” contra investigaciones sobre corrupción en su Gobierno.

En conferencia de prensa Monroy dijo que “nada ni nadie por encima de la Ley. En el partido no habremos de respaldar un solo acto, un solo dicho, un solo hecho que contravenga en Estado de Derecho”.

Hace unos días fue promulgada la reforma constitucional local en materia anticorrupción, con la que se retira el fuero al próximo Gobernador, a sus secretarios y a los presidentes municipales, aunque el beneficio legal sigue protegiendo a los diputados, al titular de la Comisión de Derechos Humanos estatal, al Fiscal General del estado y a los magistrados.

La reforma constitucional también prevé la creación del Fiscal Anticorrupción, que durará cinco años en el cargo, y del Contralor General, mismo que serán designados por el Congreso veracruzano.

Ante ello, el Gobernador electo de la entidad, el panista Miguel Ángel Yunes exhortó al Congreso local a ceder el nombramiento del Fiscal Anticorrupción a la siguiente Legislatura para garantizar que Javier Duarte y sus cómplices no queden impunes por casos de corrupción.