La Columna de Cornelio Montaño

Julio 01, 2016

+ Aprueba Congreso de Sonora el Sistema Estatal Anticorrupción.

Por Cornelio Montaño C.

Vuelven a sorprendernos con un buen trabajo legislativo nuestros diputados locales de Sonora, al aprobar este jueves 30 de junio, el Sistema Estatal Anticorrupción (SEA) y con ello Sonora se convierte en el primer estado que lo hace.

De manera unánime los 33 diputados integrantes de las diversas fracciones parlamentarias aprobaron el proyecto de ley que actualiza y modifica diversas disposiciones a la Constitución Política del Estado de Sonora, así como a un conjunto de leyes y al Código Penal de Sonora para ajustarse a los nuevos tiempos de transparencia, acceso a la información y combate a la corrupción que conforman el nuevo lenguaje nacional.

Y miren que urge actualizar en todo el país las diversas leyes que conforman el Sistema Nacional Anticorrupción; pero principalmente lo que esperamos es que este nuevo marco normativo en verdad se aplique, porque no podemos seguir permitiendo que lleguen al poder funcionarios y gobernantes que abusan del poder, se llenan los bolsillos de billetes ellos y sus allegados, saquean al erario y luego se marchan como si nada.

No se pueden seguir permitiendo más gobernadores como Guillermo Padrés, en Sonora; como César Duarte Jaques, en Chihuahua, o como Javier Duarte de Ochoa, en Veracruz, por citar tres ejemplos que están hoy en boca de todos en el país.

Por lo pronto, los diputados del Congreso del Estado ya le pusieron filosos dientes a las pinzas de la justicia en Sonora, al aprobar el Sistema Estatal Anticorrupción.

Con estas nuevas reglas se contemplan sanciones a los servidores públicos, pero también a los particulares, que incurran en actos de corrupción, ya nomás es cuestión de que se apliquen.

Con estas reformas se crea la Fiscalía General de Justicia del Estado, misma que sustituirá a la Procuraduría General de Justicia que encabeza Rodolfo Montes de Oca.

La nueva Fiscalía tendrá autonomía constitucional y estará dotada de personalidad jurídica y patrimonio propio. El actual Procurador quedará designado y se ratificará en virtud de este decreto como “Fiscal General de Justicia del Estado” por el tiempo que establece el artículo 98 de esta Constitución. El Fiscal durará en el cargo hasta 7 años, es decir, más que un Gobernador.

Y para acabar con el vapuleo que traía del tingo al tango a la Fiscalía Anticorrupción de Odracir Espinoza, por no contar con sustento jurídico y base constitucional que le diera certeza a sus acciones, ahora sí, en el Sistema Estatal Anticorrupción (SEA) se crea la Fiscalía Especial para el Combate a la Corrupción, con autonomía técnica y operativa; pero seguirá dependiendo de la Fiscalía General de Rodolfo Montes de Oca Mena.

De acuerdo con especialistas en la materia, la Fiscalía Anticorrupción FEA) para que realmente sea autónoma y sus actuaciones no se vean ensombrecidas por calenturas políticas, el titular de esa área no debe ser nombrado ni removido por el Ejecutivo ni por el Procurador en turno, porque sus decisiones siempre estarán en riesgo de ser influenciadas por el temor a ser despedido, en este caso por la Gobernadora y el Procurador.

El SEA también establece la obligación constitucional de los servidores públicos estatales de presentar la declaración patrimonial, fiscal y de intereses, más conocida como “Ley 3de3”; pero no queda claro si además de presentarla se hará pública, pues a fin de cuentas si no se pone como obligación publicarla, seguirá siendo como hasta ahora en que se presenta, pero no se puede hacer pública si el funcionario no quiere.

Nos dicen que el SEA acabará con la corrupción. Pues que así SEA.

COMO DE PELÍCULA DE TERROR

El caso del polémico y patético gobernador priista de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, parece salido de un guión de película de terror.

No me había tocado ver a un gobernante con ese grado de soberbia, autoritarismo, impunidad y corrupción, como se está viendo en el caso del aún mandatario veracruzano, al grado de que su propio partido, el PRI Nacional, lo acusa de poco ético al emprender acciones que invaden la esfera del próximo Gobierno, todo con tal de blindarse y tratar de evitar el ir a la cárcel, lo que parece no va a lograr.

El colmo de la soberbia de Javier Duarte fue cuando mandó golpear a su sucesor el panista gobernador electo de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares, y a sus acompañantes Ricardo Anaya, líder nacional del PAN, y Santiago Creel, cuando éstos salían de dar una rueda de prensa en el Congreso del Estado para exhortar a los diputados del PRI, PAN y PRD a que no aprobaran las ventajosas iniciativas presentadas por el dictador Javier Duarte.

Estos dictadores estatales, entre los que se incluyen César Duarte, de Chihuahua, y Roberto Borge, de Quintana Roo, fueron los causantes principalísimos de la derrota del PRI el pasado 5 de junio.

Estos malos gobiernos le han hecho mucho daño al PRI, como dijo Manlio Fabio Beltrones al renunciar a la presidencia nacional de dicho partido, después de que el Presidente Enrique Peña Nieto, Miguel Ángel Osorio Chong y Luis Videgaray, no movieron un dedo para meter en cintura a dichos mandatarios acusados de corrupción, enriquecimiento ilícito y ejercicio abusivo del poder.

Y lo peor es que el gobierno federal sigue sin mover un dedo, prácticamente cruzado de brazos, ante la manifiesta impunidad de dichos gobernadores, pero de manera especial nada dicen ni hacen contra la dictadura de Javier Duarte en Veracruz.

Ya le costó caro al PRI, 7 gubernaturas en 2016, y a ese paso le va a costar la Presidencia en el 2018.

Por hoy hasta aquí la dejamos. Sean felices.

Hasta la próxima.

Contacto: corneliomontano@hotmail.com

www.corneliomontano.com

Twitter: @corneliomontano

Facebook: Cornelio Montaño C