Refrenda Trump promesa de construir el muro y salirse del TLCAN


Esto durante su discurso de aceptación de la candidatura presidencial por el Prtido Republicano.

Fuente: Proceso.com.mx

CLEVELAND, Ohio (apro).- En su discurso de aceptación de la candidatura presidencial por parte del Partido Republicano, Donald Trump se comprometió con los votantes de su país a que si lo hacen presidente, construirá un “muro” a lo largo de la frontera con México, y sacará a Estados Unidos del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

En su discurso de aceptación de la candidatura, con el que concluyó la Convención Nacional Republicana celebrada esta semana en Cleveland, Trump enfatizó que su eventual presidencia se destacará por el “unilateralismo” y por políticas preventivas a escala nacional e internacional.

“Vamos a construir un gran muro en la frontera para frenar la inmigración indocumentada, para detener a las pandillas y a la violencia, y para contener las drogas que llegan a nuestras comunidades”, enfatizó Trump en su discurso ante la Convención Republicana que lo ungió como su candidato presidencial.

Con tono amenazador y arrogante, Trump, un multimillonario empresario que sorprendió al mundo entero al ganar la nominación presidencial republicana sin ser un político profesional, aseguró que de ganar la presidencia se acabará el cruce de inmigrantes indocumentados por las fronteras de Estados Unidos.

Con la edificación del muro fronterizo, el candidato republicano presumió que contendrá no sólo el tráfico de personas, sino también la violencia que acompaña al trasiego de drogas.

“El 21 de enero de 2017, un día después de que tome juramento como presidente, los estadunidenses finalmente despertarán en un país donde se aplican las leyes. Seremos considerados y compasivos con todos, pero mi más grande compasión será para con los ciudadanos que sufren”, ofreció el abandero presidencial republicano.

Trump aseguró que en su gobierno quedará descartada cualquier reforma a las leyes de inmigración que pretenda regularizar el estatus de residencia y laboral de los 11 millones de inmigrantes indocumentados que se estima viven y trabajan en Estados Unidos desde hace varios años.

“Mi plan es exactamente lo opuesto a la propuesta radical y peligrosa de Hillary Clinton sobre inmigración”, admitió Trump, quien mencionó en varios fragmentos de su discurso a la ex primera dama, la candidata presidencial de los demócratas para las elecciones del martes 8 de noviembre.

De la propuesta migratoria de Clinton, el candidato republicano apuntó que no es más que una “amnistía masiva” para indocumentados, cuyas consecuencias negativas provocarían sobrepoblación de estudiantes en las escuelas, saturación de enfermos en los hospitales, reducción de empleos y aumentos en las estadísticas de pobreza en Estados Unidos.

“Casi 180 mil inmigrantes indocumentados con antecedentes penales y que han recibido una orden de deportación, esta noche andan libres por las calles y amenazando a los ciudadanos pacíficos”, sentenció Trump.

El candidato presidencial de los republicanos acotó que por la ineficacia de la política migratoria del presidente Barack Obama, y que sería repetida por Clinton, en Estados Unidos actualmente hay más familias de inmigrantes indocumentados.

“Decenas de miles de inmigrantes indocumentados están siendo liberados dentro de nuestras comunidades, sin que importe el impacto que esto significa para nuestra seguridad pública y recursos”, fustigó Trump en medio de aplausos de los republicanos que ahora lo ven como un correligionario con quien recuperarán la Casa Blanca.

Al hablar sobre la construcción del muro en la frontera y de criminalizar a los inmigrantes indocumentados, el candidato republicano no mencionó por su nombre a México, ni habló de obligar al gobierno mexicano a cubrir los costos de su proyecto de amurallar la frontera sur de su país, como lo había prometido.

Respecto del TLCAN, promulgado en 1994 con Canadá y México, Trump reiteró que su intención como presidente sería renegociar el acuerdo comercial tripartita, con la atenuante de que si a él no le gusta el resultado de esa revisión, simplemente lo abandonará.

“Nuestro horrible acuerdo comercial con China y con muchos otros (países) serán totalmente renegociados. Esto incluye la renegociación del TLCAN para obtener un mejor acuerdo para Estados Unidos. Y lo abandonaremos si no conseguimos el acuerdo que nosotros queremos. Vamos a construir cosas, otra vez”, remató Trump.

La política proteccionista que promete Trump a los estadunidenses la justificó con el argumento de que los trabajadores de su país siguen perdiendo empleos debido a los acuerdos comerciales como el TLCAN y otros compromisos globales de intercambio comercial a los que está suscrito Estados Unidos.

 

Previous Generan resultados operativos de la SEMAR y PESP en Cd. Obregón
Next Las mulas de Barrales y las concesiones acaparadas por Ochoa

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *