Las mulas de Barrales y las concesiones acaparadas por Ochoa


Enrique Ochoa Reza, presidente del PRI.

Julio 22, 2016

 

+ Las mulas de Barrales y las concesiones acaparadas por Ochoa.

 

Por Cornelio Montaño C.

Tiene sus ventajas el contar con un Sistema Nacional Anticorrupción (SNA) que incluye la Ley 3de3 (patrimonial, fiscal y de conflicto de interés).

Esto, porque a pesar de que se nos da información sin mucho detalle acerca del patrimonio de políticos y funcionarios, lo cierto es que sí nos da elementos para hacer una valoración de lo que han logrado estos sujetos obligados a su paso por la política y el gobierno.

Tenemos como ejemplo a la nueva presidenta nacional del PRD, Alejandra Barrales, y al líder nacional del PRI, Enrique Ochoa Reza.

En el caso de la perredista, en su declaración 3de3 se desprende que cuenta con cuatro propiedades inmobiliarias con un valor superior a los 25 millones de pesos, de las cuales dos las adquirió entre 2012 y 2014, muy recientemente, que suman un valor de 21.4 millones; y que tan sólo el año pasado tuvo ingresos por 12.4 millones de pesos.

También reveló que posee el 99 por ciento de las acciones de Albama Transportes S.A. de C.V. y que las adquirió en el último año, cuando se desempeñó como secretaria de Educación de la Ciudad de México.

Además, que tiene dos automóviles, un Mercedes Benz con un valor de 539 mil pesos que pagó al contado en 2013 y que en 2015 le “donaron” un General Motors con un valor de 220 mil pesos. Asimismo, un departamento -a crédito- en Acapulco, Guerrero, con un valor de 8.1 millones de pesos, y una casa en la Ciudad de México adquirida –a crédito- en 2014 con un valor de más de 13.3 millones de pesos.

Como se puede ver, la dirigente nacional del PRD de ser sobrecargo en la quebrada y desaparecida Mexicana de Aviación, ha pasado a ser millonaria en sólo 14 años que lleva desde que se afilió al PRD en 2002.

Su declaración patrimonial deja ver que ha realizado compras millonarias en muy poco tiempo, tan sólo del 2012 al 2015 y además de tener la suerte de que hasta le donan un vehículo General Motors último modelo, só0lo que no dice quién se lo donó.

Por mucha transparencia que nos quiera aparentar, resulta obvio que la ex sobrecargo de Mexicana, Alejandra Barrales, para poder hacer ese patrimonio en tan poco tiempo necesariamente tuvo que haberse beneficiado de sus cargos públicos.

Y en la otra esquina tenemos al flamante presidente del Comité Ejecutivo Nacional del PRI y ex director general de la Comisión Federal de Electricidad, Enrique Ochoa reza.

De acuerdo su declaración patrimonial, Ochoa Reza, quien se afilió al PRI en 1991 y luego en 2010 negó dicha militancia por tratar de ser Consejero Electoral del IFE, posee una flotilla de 50 taxis, marca Nissan Tsuru, además de ostentar el 33 por ciento de participación accionaria en la empresa AOZ Farmacéutica.

Su esposa Greta Rojas es Directora de Negocios de Futbol de Televisión Azteca y devenga un sueldo de un millón 589 mil pesos anuales.

Lo curioso es que el dirigente priista dice no tener vehículo propio para moverse, porque en los cargos que ha tenido siempre va entre sus prestaciones el uso de vehículo de las dependencias y organismos para los que ha trabajado. Qué chulada.

De acuerdo con las deudas reportadas por Ochoa Reza, sus bienes e ingresos, no se puede menos que pensar que también él, como la perredista Alejandra barrales, se han beneficiado de las relaciones, influyentismo y demás ventajas que le han otorgado su paso por los gobiernos para los que ha laborado.

Para empezar, en su declaración Enrique Ochoa revela un escandaloso acaparamiento de concesiones para taxis, mientras hay taxistas que llevan toda una vida tras el volante trabajando de choferes y jamás han logrado que el gobierno les dé una concesión.

Se supone que la normatividad en materia de autotransporte establece que las concesiones de taxis deben ser para quienes las trabajan. ¿A poco Ochoa Reza conduce sus 50 taxis?

Creo que queda más que claro que ambos dirigentes políticos han sabido aprovechar su paso por el gobierno, logrando incrementar notoriamente sus patrimonios en muy poco tiempo.

Entonces, sí sirve de algo que los funcionarios y políticos que reciben sueldos o financiamiento público, estén obligados a presentar su declaración 3de3, es decir, la fiscal, la patrimonial y la de conflicto de interés.

Por algo no ha querido presentar su 3de3 el dirigente y fundador de MORENA, Andrés Manuel López Obrador. No quiere que se sepa de dónde sale el dinero para vivir y viajar, ni cuánto recibe, porque no sabría cómo explicar cómo ha sobrevivido y gastado dinero tantos años desde que dejó de ser Jefe de Gobierno de la Ciudad de México.

DELINCUENCIA AL ALZA EN SONORA

Siguen presentándose hechos delictivos de alto impacto en la geografía sonorense, principalmente en Hermosillo y Ciudad Obregón. Urge que a los esfuerzos que realizan la Secretaría de Seguridad Pública y la Procuraduría General de Justicia de Sonora, se sumen las corporaciones federales.

Los hechos de sangre relacionados con la delincuencia organizada se suceden uno tras otro y no vemos acción de parte del Ejército, la Marina, PGR y la Policía Federal.

Se va a requerir otro manotazo de la gobernadora Claudia Pavlovich.

Por hoy hasta aquí la dejamos. Sean felices.

Hasta la próxima.

Contacto: corneliomontano@hotmail.com

www.corneliomontano.com

Twitter: @corneliomontano

Facebook: Cornelio Montaño C.

Previous Refrenda Trump promesa de construir el muro y salirse del TLCAN
Next Programa CFE cortes parciales de energía eléctrica en Sonora y Sinaloa

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *