Obama da empujón a Hillary Clinton: “es la más calificada”, dice


 

FILADELFIA, EE.UU. Julio 27 de 2016.- .- El presidente estadunidense Barack Obama dio un empuje inigualable a las aspiraciones políticas de Hillary Rodham Clinton al declararla la más calificada para reemplazarlo en la Casa Blanca.

“Puedo decirlo con toda confianza, nunca ha habido un hombre o mujer más calificada que Hillary Clinton para servir como presidenta de Estados Unidos”, dijo Obama ante la Convención Nacional Demócrata, congregada en Filadelfia, Pensilvania.

En medio de aplausos y vítores que no cesaban en el Centro Wells Fargo, Obama se presentó ante la Convención Demócrata, para pedir unidad y ayudar a garantizar la victoria de Clinton en las elecciones de noviembre.

A 12 años de que Obama, cuando era senador federal por el estado de Illinois se presentara por primera vez ante una Convención Nacional de su partido, hoy llegó a Filadelfia para pedir el apoyo que a él le dieron hace ocho años, cuando derrotó a Clinton, para que ahora ella llegue a la mansión presidencial en Washington.

Las ovaciones de pie y los gritos de adoración a su persona no pudieron evitar que al mandatario, el primero de raza negra en Estados Unidos, se le llenaran los ojos de lágrimas. “Los amo también”, dijo Obama a sus correligionarios políticos.

El sólido espaldarazo del presidente de Estados Unidos a la candidatura presidencial de la exprimera dama ocurrió en la noche en que Tim Kaine, senador federal por el estado de Virginia, fue declarado candidato a la vicepresidencia y compañero de fórmula de Clinton para las elecciones del martes 8 de noviembre.

Demostrando sus enormes dotes y cualidades de orador, con los que se apoderó del auditorio en el Centro Wells Fargo en Filadelfia, Obama expuso ante sus correligionarios demócratas los requerimientos que exige el Poder Ejecutivo en la Oficina Oval.

“Hasta que uno se sienta en ese escritorio, no sabe lo que es tener que manejar una crisis global o enviar a jóvenes a la guerra”, confesó el presidente de Estados Unidos. “Pero Hillary ha estado en esa oficina, ella ha sido parte de la toma de decisiones. Ella sabe lo que está en juego con las decisiones que toma nuestro gobierno para el beneficio de las familias trabajadoras, de las personas de la tercera edad, de los pequeños negocios, de los soldados y los veteranos de las guerras”, justificó el mandatario.

Con el recuento del peso y de las responsabilidades que implica la presidencia de Estados Unidos, Obama, quien hace ocho años derrotara a Hillary Clinton en la contienda por la nominación presidencial, habló de ella como si fuera la persona que tiene la solución a todos los males que afligen a su país, en contraste con la inexperiencia e ignorancia que caracteriza a Donald Trump, el candidato presidencial del Partido Republicano.

“En medio de una crisis (Hillary) escucha a la gente, manteniendo siempre el temple y tratando a todos con respeto sin importar qué tan fuertes sean los desafíos ni cuánta gente la quiera doblegar, ella nunca se rinde”, subrayó Obama.

En la penúltima jornada de la Convención Demócrata, los respaldos a Hillary Clinton fueron de los líderes más importantes del partido. Antes que el presidente Obama y la declaración oficial de Kaine como candidato a la vicepresidencia, Joe Biden, el actual vicepresidente del país, subió al pódium a decir que la exsecretaria de Estado es la única y gran opción de las familias más apremiadas por las necesidades económicas y de los inmigrantes.

“Ella siempre ha estado allí para ayudarlos”, soltó Biden.

La unidad demócrata en su Convención Nacional fue total. Michael Bloomberg, exalcalde de la ciudad de Nueva York por el Partido Republicano, asistió al cónclave demócrata a decir que Clinton debe ser la próxima presidenta y que Trump no tiene la capacidad de crear empleos ni generar riqueza como lo presume.

“Créanme, se los digo con toda la experiencia, yo sé lo que es crear empleos y generar riqueza”, dijo Bloomberg, quien es uno de los empresarios y hombres más ricos de Estados Unidos.

“Con toda humildad acepto la nominación de mi partido a la vicepresidencia de Estados Unidos”, declaró Kaine por su parte, cuando habló ante la Convención y fue formalmente declarado compañero de fórmula de la exsenadora federal.

“Hillary Clinton y yo somos compañeros del alma”, dijo el senador Kaine en español y ante sus correligionarios.

“La pasión de Hillary son los niños y las familias. Donald Trump tiene también su pasión; pasión en sí mismo”, añadió el candidato a la vicepresidencia por el Partido Demócrata.

El senador por Virginia aseguró estar listo, al igual que la candidata presidencial, para buscar ganar la Casa Blanca con una plataforma política dedicada en su totalidad al servicio y necesidades del país.

La fiesta de los demócratas en Filadelfia vivió en su tercera de cuatro jornadas un momento culminante con la presencia y discurso del presidente Obama a favor de la candidatura de Hillary Clinton y la de Tim Kaine.

Obama, al expresar su respaldo a Clinton, revocó todos los argumentos que Trump presenta al electorado para que lo elijan, como el afirmar que el país está por los suelos, en crisis económica causada en parte por los costos que implican al erario los subsidios para los inmigrantes indocumentados. Que hay una división racial por culpa de la Casa Blanca, que en Estados Unidos hay violencia y crímenes de odio por la negligencia gubernamental y, por las mismas razones, está amenazado por el terrorismo internacional y el radicalismo islámico.

“El Estados Unidos que conozco está lleno de valentía, optimismo e ingenuidad, es decente y generoso”, concluyó el presidente de Estados Unidos en la Convención Nacional de los demócratas.

En torno al evento político, algunos de los seguidores y delegados electorales demócratas del senador independiente por el estado de Vermont, Bernie Sanders, continuaron llevando a cabo manifestaciones en rechazo a la candidatura de Clinton.

Con menos gente, los manifestantes ahora encabezados por las actrices Susan Sarandon, Rosario Dawson y el actor Danny Glover, nuevamente se metieron a la sala de prensa instalada a un costado del Centro Wells Fargo para exponer su inconformidad por lo ocurrido en la Convención.

La denuncia en esta ocasión de los inconformes fue contra el Comité Nacional Demócrata de no estar “jugando limpio”. Acusaron a los líderes del partido de haberle negado los micrófonos a uno de sus dirigentes para hablar ante la Convención, por temor a que expusiera los abusos cometidos para forjar la candidatura de Clinton.

“Esto no es democracia, es corrupción”, corearon los manifestantes ahora respaldados por los tres actores.

La Convención Nacional Demócrata llegara este jueves a su fin, cuando Hillary Rodham Clinton acepte la nominación presidencial y se declare lista para enfrentar a Trump en noviembre próximo.

Fuente: Proceso.com.mx

 

Previous Propone Gobernadora Pavlovich sea Guaymas puerto alterno de Long Beach, California
Next Mujeres sonorenses consiguen 4 oros en pesas

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *