Planean acueducto desde Sonora para Estados Unidos


Obtención de agua de México tendrá efectos climáticos para Puerto Peñasco.

 

Por Jesús Ibarra

Un nuevo acueducto con capacidad para suministrar casi mil 500 millones de metros cúbicos al año está bajo evaluación por parte de autoridades en Sonora y Arizona, con apoyo de instituciones académicas y científicos de México y Estados Unidos.

En el estudio La desalinización y la seguridad del agua en la región fronteriza entre Estados Unidos y México: la evaluación de los impactos sociales, ambientales y políticos”, los investigadores analizan efectos de escasez, económicos y climáticos en el agua desalada producida.

El proyecto consiste en un acueducto de 270 kilómetros desde Puerto Peñasco, Sonora, hasta la Presa Imperial, ubicada al norte de Yuma, Arizona, cerca de las intersecciones con los estados de California y Nevada.

La obra tiene un costo proyectado de 2 mil 208 millones de dólares y tendría capacidad para extraer y bombear 1,480.18 millones de metros cúbicos de agua desalinada en el norte del Golfo de Santa Clara.

Los investigadores advierten que una obra de este tipo aumentaría las emisiones de gas invernadero en Puerto Peñasco entre 2% y 5% al año, con un impacto directo en el potencial de calentamiento global.

“A pesar de que la desalinización del agua sigue siendo la opción más cara en la mesa, su atractivo sigue aumentando, sobre todo porque los costos han disminuido alrededor de un 50% en la última década”, dijo la autora principal Margaret Wilder, profesora del Centro de Desarrollo y Geografía en la Universidad de Arizona.

Los gobiernos de ambos países esperan que una variedad de factores aumenten la escasez de agua en toda la región suroeste de los Estados Unidos y el noroeste de México, debido a este panorama estados como Arizona, California y Nevada están considerando planes para asociarse con México para construir plantas de desalinización binacionales cercanas a la frontera.

Según Wilder, ella y sus colegas sintieron la necesidad de elaborar el estudio, porque mientras los organismos promotores de la desalinización a menudo presentan esta opción como algo inevitable, la desalinización requiere un examen crítico más allá de un simple análisis de costo-beneficio.

Sin embargo, agregó, las implicaciones políticas, sociales, económicas y ambientales requieren una evaluación extra.

El equipo realizó un estudio de caso de desaladora propuesta en la costa mexicana del Golfo de California en Puerto Peñasco, Sonora.

Wilder y sus colegas investigaron la propuesta de planta de agua entrevistando a funcionarios y operadores, realizando una investigación documental, y mediante la realización de talleres con los actores locales y estatales.

Wilder dijo que la eficiencia de este sistema es una preocupación enorme, ya que alrededor del 40 al 50% del agua se pierde en el sistema de abastecimiento en Sonora, México, en comparación con alrededor del 5% en Estados Unidos.

La mejora de la eficiencia, la reutilización de agua, y otras alternativas sustentables a largo plazo deberían emplearse antes de recurrir a la desalinización, señaló.

Además, a pesar de que los EU y México tienen una historia reciente de reparto de agua amistosa, se requiere de la cooperación sostenida y garantizada entre países para tener abasto de agua a largo plazo, señaló.

“Esto nos hace comprometernos en trayectorias de dependencia”, dijo Wilder. “¿Podemos contar con buenas relaciones entre México y EU elevadas y sostenidas como las que ya hemos tenido en los últimos 30 años sobre el agua?”, cuestionó la académica.

El estudio fue publicado el 12 de julio en la revista científica Journal International Water.

Este proyecto está bajo observación por parte de la Comisión Nacional del Agua y la Comisión Sonora-Arizona.

LAS RAZONES

Una de las razones para la construcción de una planta en Sonora, México, es que los EU ya cuentan con el sistema de transporte para trasladar el agua desde México hasta los EU con la infraestructura existente para realizar el abasto de agua a México y para distribuir el agua a ciudades del suroeste de EU con apoyo del Proyecto Central Arizona.

Sin embargo, las regulaciones ambientales son más estrictas en los EU que en México. Wilder cree que sería más barato construir y operar la planta en Sonora, México.

El proceso de desalinización consume mucha energía, se expone en el estudio, lo que resulta en la emisión de gases de efecto invernadero (hasta un 5% más). La ósmosis inversa utiliza aproximadamente 10 veces más energía que el tratamiento tradicional de un volumen igual de agua de la superficie.

Wilder dijo que la mayor preocupación ambiental es la gran cantidad de sal concentrada en el agua creada durante el proceso de desalación.

El método de tratamiento más común de la dispersión de sal se concentra de nuevo en el mar, lo cual tiene un impacto desconocido en los ecosistemas marinos y terrestres de Puerto Peñasco, mencionó.

Específicamente hablando acerca de la planta propuesta para Puerto Peñasco, Wilder dijo que el “Alto Golfo de California es un entorno extremadamente biodiverso que tiene una gran cantidad de especies, por lo que el impacto ambiental es muy preocupante. Estamos hablando de más de 16 millones de galones de sal concentrada por día potencialmente bombeados en el Golfo de Santa Clara”.

En adición, los ecosistemas frágiles y protegidos que serían afectados por la planta tendrían un impacto en las comunidades locales, esto plantea la cuestión de cómo México se beneficiaría de esta disposición de agua para Estados Unidos.

PROBABLE AUMENTO

Aunque las comunidades locales se beneficiarían de un incremento en la disponibilidad de agua, los autores del estudio plantearon un escenario probable de crecimiento insostenible.

La creación de empleo, tanto en la planta de desalinización y en la creciente industria del turismo regional, como consecuencia de más agua, podría compensar la pérdida de puestos de trabajo relacionados con la pesca de Puerto Peñasco y el Golfo de Santa Clara.

Sin embargo, gran parte del negocio turístico de la zona está relacionada con la biodiversidad del Alto Golfo, advierten los investigadores.

Wilder hizo hincapié en que este estudio no debe ser visto como una oposición a la desalinización, sino más bien como una llamada de atención para realizar una evaluación transparente y responsable de la desalación y sus alternativas con los gobiernos de México y Estados Unidos.

“Creo que la mayoría de nosotros creemos que va a suceder en algún momento”, dijo Wilder. “Pero ¿Qué es lo que va a suceder en la costa de México? ¿Qué va a pasar con la protección del medio ambiente y con las protecciones sociales de modo que no estemos creciendo de manera insostenible?”, cuestionó.

Los coautores de Wilder son de la Universidad de Arizona y están asociados al Centro Udall de Estudios en Políticas Públicas, el Centro de Investigación de Recursos del Agua, la Escuela de Geografía y Desarrollo, y la Universidad Estatal de Montana.

Otros coautores son Nicolás Pineda Pablos, de El Colegio de Sonora, e Ismael Aguilar Barajas, del Tecnológico de Monterrey.

La Administración Oceánica y Atmosférica Nacional de Estados Unidos (NOAA, por sus siglas en inglés) financió el trabajo.

CLAVES:

– 270 kilómetros desde Puerto Peñasco hasta la Presa Imperial, ubicada al norte de Yuma, Arizona.

– 2,208 millones de dólares el costo estimado del proyecto.

– 1,480.18 millones de metros cúbicos de agua al año desalinada en Puerto Peñasco, Sonora, y bombeada hasta Yuma, Arizona.

– La planta aumentaría las emisiones de gas invernadero en Puerto Peñasco entre 2% y 5% al año.

 

Pueden descargar o consultar el estudio “La desalinización y la seguridad del agua en la región fronteriza entre Estados Unidos y México: la evaluación de los impactos sociales, ambientales y políticos” en este link:  https://goo.gl/CPTOlo

 

Link al artículo de Jesús Ibarra:

https://jesusibarrablog.wordpress.com/2016/08/07/planean-acueducto-desde-sonora-para-eu/

 

Previous Inician en Sonora construcción de Cereso Hermosillo III
Next Detienen en Sonora a cinco personas por tráfico de indocumentados

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *