Mario López Valdez indicó que los agresores sorprendieron a los militares y lograron llevarse al delincuente que custodiaban.

 

CIUDAD DE MÉXICO, a 30 de septiembre del 2016.- En el espacio de Radio Fórmula, Joaquín López-Dóriga entrevistó al gobernador de Sinaloa, Mario López Valdez,  quien habló acerca de los hechos ocurridos en las primeras horas de este viernes en la entidad, que dejó como saldo cinco muertos, diez heridos (seis de ellos de gravedad) y solo dos elementos ilesos, durante una emboscada que le tendieron los sicarios a un convoy del ejército.

Luego de los hechos violentos acaecidos en la ciudad de Culiacán, Sinaloa, información extraoficial señala que aproximadamente  100 elementos del Cuerpo de Fuerzas Especiales de México llegaron en un avión Boeing 727 de la Fuerza Aérea Mexicana. La nave arribó en el transcurso de la tarde al Aeropuerto Internacional de Culiacán y vienen a reforzar los operativos de búsqueda de los responsables de la emboscada que se le atribuye a sicarios del Cártel de Sinaloa.

gafes“No podemos más que solidarizarnos con miembros del Ejército y señalar que el gobierno buscará que Sinaloa tenga mayor tranquilidad”, inició el gobernador.

Señaló que ya sostiene reuniones con diversas autoridades para poder esclarecer los hechos y dar con los responsables.

Indicó que los militares “venían prestando apoyo para que un delincuente recibiera atención médica. Luego de ser solidarios con el delincuente, fueron emboscados, murieron 5 elementos. El ataque fue a las 3:25 h y hay 10 heridos, seis de gravedad, cuatro en quirófanos, dos ilesos y el compromiso es que el Estado mexicano inicie una investigación profunda, que se dé con los responsables”, señaló Malova.

“Esto mancha a Sinaloa”

El mandatario indicó que en la diligencia iban 17 militares, mataron a 5, diez heridos 6 graves y dos sobrevivientes. Es terrible el saldo. Solo dos ilesos de 17.

“La emboscada fue sorpresiva. Era una cantidad que los rebasaba en número y armamento”, señaló. El gobernador indicó además que fueron 60 personas las que atacaron al Ejército Mexicano en dicho encuentro. “Y ante la situación sorpresiva, fue que tenemos como resultado los hechos que hoy estamos relatando”.

Por otro lado, señaló que además del ataque a las fuerzas armadas, los agresores lograron rescatar al delincuente herido. “Estaba planeado, premeditado, con alevosía y ventaja. Detuvieron a la ambulancia y atacaron a nuestros elementos. Ello les dio la sorpresa y la ventaja en hombres y armamento, y eso dio como resultado que nos tenga con estos hechos lamentables”, señaló.

“Cuando iniciamos el gobierno, policías estatales sufrieron emboscadas. Primero mataron a siete, luego a once, y en una tercera, mataron a siete. Nosotros fuimos tras los responsables y a partir de este momento dejaron de emboscar a los policías”, señaló.

Creo que debe haber una respuesta como la del 2011 en Sinaloa.

Hijos del Chapo relacionados con el ataque

Por su parte, el general Alfredo Duarte Mujica, titular de la III Región Militar, señaló que el comando que atacó y asesinó a cinco militares presumiblemente estaba a las órdenes de los hijos de Joaquín El Chapo Guzmán.

“Hasta el momento no tenemos la certeza de estos grupos, pero es muy probable que sean los hijos de El Chapo”, indicó.

Señaló que en donde ocurrió la emboscada están en conflicto las fuerzas de “El Abuelo” y Alfredo Beltrán Guzmán, alias “El Mochomito”.

Relató Duarte Mujica que los militares atacados primero se enfrentaron a civiles armados en la comunidad de Bacacoragua, municipio de Badiraguato. Ahí resultó herido Óscar Ortiz Vega, alias El Kevin, quien sería trasladado a Culiacán para que recibiera atención médica.

Sin embargo, refirió que en el camino los militares fueron emboscados, todo de una manera “premeditada, cobarde y alevosa” con granadas y armas de fuego de alto calibre, dijo el mando militar.