El Isssteson pedirá un subsidio millonario para sobrevivir


Enrique Claussen Iberri, director general del ISSSTESON, explicó la situación financiera de dicho instituto en desayuno-conferencia con el Colectivo de Reporteros Sonorenses (CORSAS).

 

Fuente: ElChiltepin.mx

HERMOSILLO, Sonora, a 6 de diciembre del 2016.- La situación en el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado de Sonora (Isssteson) es más complicada de lo que parece. Si este día se jubilaran las 6,500 personas que tienen la edad y los años trabajados para hacerlo, el instituto no estaría en condiciones de pagarles sus mensualidades.

Y por si fuera poco, el Isssteson tampoco tiene los recursos para pagar las remodelaciones más urgentes en las clínicas y hospitales, ni para tener al 100 por ciento la cobertura de medicamentos en las farmacias.

El director general del Isssteson, Enrique Claussen Iberri, se reunió este martes con los integrantes del Colectivo de Reporteros Sonorenses, AC, y dijo que irá el miércoles al Congreso del Estado para pedirles a los diputados que le aprueben un subsidio de 4,000 millones de pesos en 2017, con la esperanza de que esos recursos le den un respiro al instituto que viene arrastrando desde hace años problemas serios en sus finanzas.

“No sólo las pensiones importan. Es muy importante dignificar y atender a los 195 mil derechohabientes y aquí se incluyen a 12,880 jubilados que se merecen la mejor atención médica. ¿Qué tenemos que hacer? Vamos a solicitar un subsidio para que nos ayude a este crecimiento exponencial de pensiones y para que nuestro gasto médico no tenga esta reducción tan catastrófica”, expuso.

Los problemas del Isssteson se han acrecentado debido al pago de “megapensiones” que ascienden hasta los 158 mil pesos mensuales. Según datos proporcionados por el Director del Instituto, hay al menos 227 pensionados que perciben más de 75 mil pesos al mes, es decir, montos que están por encima del promedio total de los derechohabientes jubilados.

Además el Isssteson se ha enfrentado a un fuerte adeudo que arrastra desde la administración anterior por más de 1,776 millones de pesos.

Por eso, Claussen dijo que pedirá al Congreso del Estado que se conforme un comité para negociar esa deuda y tratar de disminuirla a los 600 millones de pesos.

“Es imposible que el Isssteson se esté financiando con puro déficit y adeudos de proveedores, sobre todo para los microempresarios sonorenses que le han apostado a ser proveedores y terminan con adeudos”, dijo.

De entrada y como primera bocanada de aire, el Isssteson necesita 1,758 millones de pesos para el área de pensiones, la negociación de adeudos de ejercicios anteriores y para el área de servicios médicos que incluye la remodelación de áreas del Hospital Chávez que ya tienen 43 años con infraestructura obsoleta.

Según el funcionario, tan sólo para el Hospital Chávez el más importante para el instituto, se requieren 600 millones de pesos que permitan mejorar sus instalaciones y su operatividad. De hecho, si este hospital funcionara correctamente, el Isssteson podría cobrar a otras instituciones de salud por servicios subrogados, pero ahora “por ningún motivo cumple con los requisitos para dar servicios a otras instituciones de salud”.

TAMBIÉN LE ADEUDAN AL ISSSTESON

Los problemas financieros del instituto no son sólo ajenos a la falta de pagos al Fondo de Pensiones o al mal manejo de los recursos, sino a que no ha sabido cobrar los adeudos de ayuntamientos o instituciones que deben hacer sus aportaciones y no lo han hecho a tiempo, como la Universidad de Sonora que le adeuda alrededor de 133 millones de pesos.

Los ayuntamientos también deben alrededor de 3,000 millones de pesos al Isssteson y el Gobierno del Estado, del que depende el instituto, no ha otorgado más de 1,000 millones de pesos desde antes de 2015 cuando entró Claudia Pavlovich como Gobernadora.

Enrique Claussen dijo que actualmente el Isssteson tiene alrededor de 1,200 demandas de derechohabientes que quieren una nivelación en sus pensiones y, en caso de que todas fueran aceptadas, se deberían pagar 900 millones de pesos más para solventar este gasto mensual.

Sin embargo, el Isssteson deberá ser más cuidadoso al aprobar cada una de las siguientes jubilaciones para evitar que estas se excedan en sus montos, como pasó con las “megapensiones” que actualmente tienen funcionarios, ex magistrados y ex jueces estatales.

De hecho, Claussen dijo que investigarán cómo se otorgaron esas “megapensiones” que ahora están afectando al fondo de pensiones y jubilaciones en el Isssteson.

“La Ley 38 es muy clara en que tú tienes la oportunidad de pensionarte con los últimos 36 meses del promedio de tu salario y muchos de ellos se pensionaron por aportaciones que hicieron el último día y que no corresponden a lo que es el sueldo promedio de los 36 pesos.

“Sí se están pagando a los de 75 mil pesos, a los de 150 mil, a los de 100 mil, a los de 90 mil, pero sí tenemos dudas razonables y vamos a analizar cómo se hizo el cálculo. Sí estamos previendo que se nos vaya a dejar venir y sobre todo en contra de mi persona, una serie de cuestiones legales. Creo que ya son otros tiempos de cuando se dieron esas pensiones, ahora estamos en tiempos de transparencia, en tiempos de reclamos de la sociedad”, expuso.

En base a eso el Isssteson determinó topar las “megapensiones” en 75 mil pesos, es decir, aquellos que recibían más de 150 mil sólo recibirán la mitad, en tanto la situación financiera del instituto se compone.

Actualmente el instituto tiene 12,778 jubilados, con un promedio de pensión de 20,339 pesos, monto que se ha incrementado en más de un 90% desde 2009 a la fecha.

NO SE SUBROGARÁN MÁS MEDICINAS

El Director del Isssteson también se refirió al problema que hay actualmente en las farmacias que opera directamente, pues están surtidas apenas al 70 por ciento. También se han visto afectadas las subrogaciones de los servicios en hospitales y clínicas en los municipios donde el Isssteson no tiene infraestructura.

Mencionó que los derechohabientes de San Luis Río Colorado, Puerto Peñasco, Sonoyta, Agua Prieta, Cananea, Huatabampo y Empalme deben ser atendidos en clínicas y hospitales de otras instituciones de salud que además les surten las recetas médicas. S

in embargo, para 2017 uno de los ahorros previstos es que el Instituto se ha trazado el objetivo de no volver a subrogar medicamento alguno.

 

Previous Buscarán que nivel educativo en Sonora sea superior al de años anteriores
Next Son 20 los presuntos sicarios abatidos en Veracruz, continúa operativo de “rastrillaje”

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *