CIUDAD DE MÉXICO, a 28 de diciembre del 2016.- El fuerte aumento de los precios de las gasolinas anunciado por la Secretaría de Hacienda para el primer día de 2017 impactará en la economía y en los hogares, coincidieron expertos.
Los especialistas prevén que la inflación general del país cierre por arriba de 4% el próximo año, fuera del objetivo que tiene el Banco de México (Banxico), lo que además va a estar acompañado de un menor crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB).

Algunas instituciones financieras movieron sus pronósticos para la inflación en tasas que van de 4.4% hasta 4.8%, en los casos más extremos.

La última vez que la inflación cerró por encima de la meta del Banco Central fue en 2014, que en aquel año sufrió el impacto de las medidas fiscales que derivó de la reforma hacendaria.

La Casa de Bolsa Finamex pronosticó que en la primera quincena de enero la variación del índice de precios puede llegar a 0.99%, lo que representa el incremento más alto desde 1999.

Las gasolinas Magna y Premium forman parte de la canasta básica y tienen un peso importante sobre el índice de precios que mide el Inegi, dado que por su comportamiento tiene implicaciones en otros productos como el costo del transporte y mercancías.

El economista senior de Banorte-Ixe, Alejandro Cervantes, reconoció que si bien es deseable que se liberen los precios en las gasolinas, la forma en la que lo va a hacer Hacienda generará muchas distorsiones, particularmente para la inflación y el consumo privado.

“Lo deseable es que el incremento se hubiera realizado de manera gradual y no de golpe”, consideró.

Adrián Muñiz, analista económico de Vector CB, aseguró que lo que hizo el gobierno fue acomodar en la primera quincena de enero una buena parte del incremento de la gasolina que se iba a ver durante el año.