CIUDAD DE MÉXICO, a 14 de enero del 2017.- El alza del dólar y de los combustibles está provocando encarecimiento de precios de varios productos de consumo primario, como la leche, el pollo, el huevo y hasta los medicamentos.

Lecheros mexicanos informaron que aumentaron sus costos de producción y ahora éstos quedaron por arriba del precio de venta.

El costo promedio nacional de producción aumentó un peso, así que por litro se invierten entre 6.70 y 6.80 pesos, pero la industria lo compra en promedio a 6 pesos, dijo Álvaro González, presidente del Frente Nacional de Productores y Consumidores de Leche.

El valor del combustible repercute porque varios de los insumos, como el alimento concentrado, las pastas, granos, alfalfa, entre otros, son trasladados a los granjeros en diversos transportes, refirió Salvador Álvarez, presidente del Gremio de Productores Lecheros de la República Mexicana.

La industria avícola mexicana advirtió que los precios del pollo y huevo, pagados al productor, deberán subir en el corto plazo para amortiguar la escalada de costos que están sufriendo por un dólar y combustibles más caros.

César Quesada, presidente de la Unión Nacional de Avicultores (UNA), dijo que cada productor definirá los tiempos y montos de incrementos, así como la gradualidad de los mismos.

Resaltó que 60 por ciento de los costos de la industria está dolarizada y que por ello los costos de producción de pollo y huevo se incrementaron un 20 por ciento.

El precio de los medicamentos también aumentará para el primer trimestre del 2017, afirmó Juvenal Becerra, presidente de la Unión Nacional de Empresarios de Farmacias (Unefarm).

Dijo que el gasolinazo afectará a todas las empresas distribuidoras de medicamentos como Nadro, Marzam o Levic, situación que encarecerá el medicamento para la farmacia y para el consumidor final.

Los aumentos se dan porque las farmacéuticas en el País tienen que importar sus insumos -que se cotizan en dólares- para producir sus medicamentos.

Fuente: Reforma