Con la aprobación del dictamen con el que se pasará de 40 a 30 diputados y se reduce el 34 por ciento del total de los regidores de los 18 municipios, se cumple con una exigencia ciudadana

 

CULIACÁN, Sinaloa, a 28 de marzo del 2017.- El Congreso del Estado aprobó la reducción de 10 diputados al Poder Legislativo local y 80 regidurías en los 18 ayuntamientos de Sinaloa, mediante la reforma de los artículos 24 y 112 de la Constitución Política de Sinaloa en materia político-electoral.

En el documento realizado por la Comisión de Puntos Constitucionales y Gobernación, se da la reducción de diputados locales, pasando de 40 a 30, de los cuales 18 serán de mayoría relativa y 12 plurinominales, precisando que “en ningún caso un partido político podrá contar con más de 18 diputados por ambos principios” y que sea el Instituto Nacional Electoral el encargado de realizar la demarcación territorial de los distritos electorales uninominales.

Para la elección de los 12 Diputados según el principio de representación proporcional y el sistema de listas de candidatos, el territorio del Estado se podrá dividir en una circunscripción plurianual. La ley determinará la forma de establecer la demarcación territorial de esta circunscripción.

Para que un partido político obtenga el registro de sus listas para la elección de diputados de representación proporcional, deberá acreditar que participa con candidatos a diputados de mayoría relativa en por lo menos 10 distritos uninominales.

Mientras que en lo correspondiente a la integración de los cabildos, se aprobó reducir de 233 a 152, para quedar de la siguiente manera: los ayuntamientos de Ahome, Guasave, Culiacán y Mazatlán, contarían con un Presidente Municipal, un Síndico Procurador, 7 regidores de mayoría relativa y 5 plurinominales.

El Fuerte, Sinaloa, Salvador Alvarado, Mocorito, Navolato, Rosario y Escuinapa contarían con un Presidente Municipal, un Síndico Procurador, 5 regidores de mayoría relativa y 4 plurinominales.

En tanto, Choix, Angostura, Badiraguato, Cosalá, Elota, San Ignacio y Concordia tendrían un Presidente Municipal, un Síndico Procurador, 3 regidores de mayoría relativa y 3 plurinominales.

Señala en los transitorios que la reforma al artículo 24 relativa a la integración del Congreso, entrará en vigor el primero de febrero de 2020, para ser aplicable al proceso electoral local 2020-2021, además de que el Congreso del Estado tendría un plazo de 60 días posteriores al inicio de la vigencia del decreto, para armonizar la legislación electoral del Estado conforme al artículo 112 de la Constitución Política, asimismo, en un plazo que no deberá exceder el primero de febrero de 2020 conforme al artículo 24 de la Constitución local.

Las iniciativas consideradas para este dictamen, fueron las presentadas por el Ejecutivo del Estado, el diputado Juan Pablo Yamuni Robles (PAN) y los diputados integrantes del grupo parlamentario del Partido Sinaloense.

Antes de la votación del documento, el diputado Efrén Lerma Herrera (PRD) y Merary Villegas Sánchez (MORENA), hicieron uso de la tribuna para hablar en contra, quienes consideraron que el tema debió de merecer una discusión más amplia y en la que se incluyera a la sociedad, debido a que al reducir espacios tanto en el Congreso como en los cabildos, podría estarse quitando representatividad a grupos minoritarios.

Por su parte, la diputada Irma Moreno Ovalles (PRI), presidenta de la Comisión de Puntos Constitucionales y Gobernación, señaló que al aprobar esta reforma se puede considerar como un día histórico, toda vez que se cumple con una demanda ciudadana que quiere ver un Congreso y Ayuntamientos, “más delgados y eficientes”, además de que para el dictamen no solo se tomó en consideración una iniciativa, sino varias que habían sido presentadas en un sentido similar.

Posteriormente, el diputado Carlos Castaños Valenzuela (PAN), indicó que como una oposición responsable que cumple lo que dice, aprueban la reforma porque también es una propuesta realizada por su bancada y es una exigencia ciudadana, por lo que pidió considerar dentro del próximo periodo ordinario, fijar una agenda que lleve a una reforma político-electoral completa, en la que se consideren otros temas que también son de importancia.

A favor del dictamen, también participaron los diputados Jesús Ibarra Ramos (PANAL), Víctor Corrales Burgueño (PAS), Juan Pablo Yamuni Robles (PAN) y Crecenciano Espericueta Rodríguez (PANAL), quienes coincidieron en la necesidad de realizar una labor que dignifique la figura que representan, que los ayude a recuperar la confianza de la ciudadanía y que puedan ser eficientes para cumplir con las exigencias ciudadanas y las necesidades para un desarrollo adecuado de la entidad.

Finalmente, se clausuró la sesión y el segundo periodo extraordinario, por lo que se citó al Pleno para el próximo sábado 01 de abril a las 11:00 horas a fin de abrir el segundo periodo ordinario de sesiones del primer año de ejercicio constitucional de la LXII Legislatura.