Fiscalía de Sinaloa confirma muerte de “Pancho Chimal”


Francisco Javier Zazueta Rosales, conocido como “Pancho Chimal”, fue abatido por elementos de la Marina.

Zazueta Rosales fue abatido durante un enfrentamiento con la Marina en la sindicatura de Tepuche

 

CULIACÁN, Sinaloa, abril 15 de 2017.- Durante un enfrentamiento sostenido la tarde de ayer entre fuerzas federales y presuntos criminales en la sierra de Tepuche, murió Francisco Javier Zazueta Rosales, alias “El Pancho Chimal”, quien escapara de prisión días atrás junto con “El Azulito”.

Autoridades sinaloenses dieron a conocer que en el lugar de los hechos se encontraron dos rifles calibre .223, uno de ellos con aditamento para lanzagranadas.

También se decomisó un rifle Ak-47, mejor conocido como “cuerno de chivo”, dos cargadores abastecidos para fusil .223, así como siete cargadores abastecidos para Ak-47; equipo táctico, radio comunicación y cartuchos percutidos, no se especificó cantidad ni a qué calibre pertenecían.

Luego de que se le realizara una prueba con huellas dactilares, autoridades confirmaron que se trataba de “El Chimal”. Familiares del hoy occiso acudieron a reconocer el cuerpo.

A quien fuera líder de un grupo armado de Villa Juárez, “Los Chimales”, se le atribuye haber dado la orden del ataque a militares el 31 de septiembre de 2016.

La Fiscalía de Sinaloa confirmó la muerte Zazueta Rosales. Se descartó la versión de los cuerpos que supuestamente habían sido trasladados desde el ejido San Cayetano, sindicatura de Tepuche, en Culiacán.

Al “Pancho Chimal” se le atribuía ser uno de los escoltas de Iván Archivaldo.

Zazueta Rosales había sido detenido el pasado 18 de febrero por elementos de la Marina, en el fraccionamiento Acueducto e identificado como el responsable de la emboscada al convoy militar donde murieron cinco elementos del Ejército y diez más resultaron heridos.

Antecedentes

El 16 de marzo pasado, los reos federales Juan José Esparragoza Monzón “El Negro”; Jesús Peña González “El 20”, Alfredo Limón Sánchez “El Limón”; Rafael Guadalupe Félix Núñez “El Chanquito Ántrax” y Francisco Javier Zazueta Rosales “Pancho Chimal” lograron escapar del Centro Penitenciario de Culiacán.

Las celdas que ocuparon, en los módulos cinco, seis y 21 del reclusorio de Culiacán, gozaban de lujos, entre ellos, 75 televisiones de plasma, 25 análogas, 32 DVD´S, 12 juegos de Play Station, ocho X-Box, cuatro cuadros con la figura de Scarface, celulares y de refrigeradores, entre otros artículos.

Según sus registros, Zazueta Rosales fue detenido en la colonia Buenos Aires, en noviembre del 2008, en compañía de Alonso Aispuro Félix, a bordo de una camioneta Ford Explorer sin placas de circulación, en la que trasladaban drogas.

¿Quién era el Pancho Chimal?

Francisco Javier Zazueta Rosales, conocido como “Pancho Chimal”, fue escolta de Iván Archivaldo, hermano de Alfredo Guzmán Salazar, “Los Chapitos”, hijos de Joaquín “El Chapo” Guzmán.

Presuntamente a Ivancito le brindaba protección desde 2014, pero fuentes extraoficiales indican que Zazueta Rosales también fue jefe de seguridad de Ismael “El Mayo” Zambada.

Las autoridades federales lo identifican como líder de la célula que adquiere su apodo, “Los Chimales”, sicarios del Cártel de Sinaloa asentados en Culiacán, uno de los grupos más violentos.

Pancho Chimal está ligado a Aureliano Guzmán Loera, “El Guano”, hermano de “El Chapo”, y se le atribuye la serie de enfrentamientos y ejecuciones cometidas en el último mes en Navolato y Culiacán, Sinaloa.

La entidad es la cuarta más violenta a nivel nacional. En 2016 fueron cometidos mil 161 homicidios dolosos y ocupó el quinto lugar en este delito, por cada 100 mil habitantes, después de Colima, Guerrero, Chihuahua y Baja California Sur.

Culiacán y Mazatlán están en la lista de la Secretaría de Gobernación, de los 50 municipios con mayor índice criminal, en los que se implementó un programa para erradicar la violencia.

El secretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos Zepeda, informó el 11 de febrero, en la reunión del Grupo Seguridad Sinaloa, que los homicidios de los últimos enfrentamientos en Navolato y Culiacán se deben a la ausencia de “El Chapo” y el interés de liderar el Cártel.

Por ello, aseguró que se reforzaría la seguridad con tecnología, más tropas y reorganizar las tareas de combate al crimen organizado.

El martes 7 de febrero fueron asesinadas 11 personas en Culiacán y Navolato. Un convoy de la Armada fue atacado y el saldo del enfrentamiento fue de cinco presuntos delincuentes y un marino muertos.

Los últimos enfrentamientos han sido contra Los Dámaso, liderados por Dámaso López Núñez, alias “El licenciado”, y César Carrillo Leyva, “El Cesarín”, identificado como hijo de Amado Carrillo Fuentes, “El Señor de los Cielos”, quien fue líder del Cártel de Juárez, muerto en 1997 durante una cirugía plástica, según la versión oficial.

El Señor de los Cielos es de Navolato y los herederos del grupo criminal intentan arrebatar el control de la región al Cártel de Sinaloa.

El Ejército le atribuyó a “Pancho Chimal” el rescate de Julio Óscar Ortiz Vega, alias “El Kevin”, otro de Los Chimales, quien fue herido por soldados cuando atacó un puesto de operaciones del Ejército, en Badiraguato, el 30 de septiembre de 2016.

Para lograrlo, cometió la peor emboscada que se haya hecho contra las Fuerzas Armadas. Entre 40 y 60 sicarios atacaron con fusiles y granadas, además llevaban un Barret calibre .50. El convoy de dos vehículos del Ejército, en el que iban 17 soldados, y la ambulancia 67 de la Cruz Roja, fue interceptado cuando entraba a Culiacán.

El saldo fue de cinco militares muertos y 10 heridos, además del paramédico.

Con información de El Debate y El Universal.

 

Previous Supervisa Quirino Ordaz operativo de Semana Santa en las playas de Guasave
Next Capturan en Guatemala al ex gobernador Javier Duarte, confirma PGR

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *