• Aprueba el Congreso del Estado el paquete económico por 64 mil millones de pesos en el que se privilegia el gasto social.
  • Los diputados aprueban también el decreto que autoriza reestructurar la deuda estatal por medio de un mecanismo financiero que permitirá un ahorro de 1,200 millones de pesos en los próximos cuatro años.

 

HERMOSILLO, Sonora, a 12 de diciembre del 2017.- El Congreso del Estado aprobó la Ley de Ingresos y Presupuesto de Egresos para el próximo año, que privilegia la inversión en salud, educación, seguridad y empleo, además de ser austero en el manejo de operación del gobierno.

Durante la sesión de este martes, los diputados autorizaron el paquete económico del ejercicio fiscal 2018 por un total de 64 mil 17 millones de pesos.

“Es un presupuesto con rumbo, es un presupuesto que tiene un fin específico y que está privilegiando el gasto social, que viene siendo mayor seguridad, mayor educación, mayor presupuesto en el tema de salud y creo que eso siempre va a ser de beneficio para los ciudadanos”, declaró Flor Ayala.

También se aprobó el decreto que permitirá al Gobierno del Estado reestructurar la deuda estatal, mediante un novedoso esquema financiero que posibilitará un ahorro de más de 1,200 millones de pesos en las finanzas del Estado durante los próximos cuatro años.

La presidenta de la Primera Comisión de Hacienda declaró que se trata de un presupuesto austero, acorde a la realidad ciudadana, enfocado al gasto social, sin la creación de nuevos impuestos ni aumento a los ya existentes.

Explicó que en el presupuesto se detallan con claridad los conceptos de ingreso y los egresos en gasto social, corriente, inversión pública y desarrollo económico, municipios y órganos autónomos.

De los 64 millones de pesos, el estimado en gasto corriente es del 15 por ciento; inversión pública y desarrollo económico 11 por ciento; municipios 11 por ciento a través de las participaciones que les corresponden y órganos autónomos un 9 por ciento.

“Es muy importante señalar que el presupuesto se compone en un 50 por ciento de gasto social, que incluye a las Secretarías de Educación, Desarrollo Social, Salud y el Isssteson”, dijo la legisladora.