La defensa del capo mexicano asegura que el líder del Cártel de Sinaloa es Ismael Zambada, alias ‘El Mayo’

 

CIUDAD DE MÉXICO, a 13 de noviembre de 2018.- El juicio en contra de Joaquín Guzmán Loera inició este martes 13 de noviembre en una corte de Nueva York con una fuerte declaración por parte del narcotraficante.

Jeffrey Lichtman, quien comanda la defensa del capo sinaloense, declaró ante jurado que el verdadero jefe de la organización criminal es “El Mayo” quien continúa prófugo.

Ismael Zambada, alías “El Mayo”, habría realizado “millonarios sobornos” al presidente priista Enrique Peña Nieto y a su antecesor, el panista Felipe Calderón Hinojosa.

La defensa de Guzmán Loera sostiene como argumento central que el verdadero líder de la organización criminal, ‘El Mayo’ responsabilizó a ‘El Chapo’ del liderazgo mediante la corrupción a miembros del gobierno mexicano que trabajan junto con la Administración para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés).

Licthman aseveró que tanto ‘El Mayo’ como dos de sus hijos cooperan con el gobierno estadounidense a conveniencia, lo que les permite “vivir en libertad y abiertamente en México”, mientras su cliente enfrenta un juicio en EU.

Los Zambada

El pasado 8 de noviembre Vicente Zambada Niebla, hijo del “Mayo”, se declaró culpable de múltiples delitos asociados al narcotráfico señalando al “Chapo” como el líder del cártel de Sinaloa. Medios destacaron esta comparecencia presencial de 30 minutos como “rara”, toda vez que siempre había ofrecido su testimonio a través de teleconferencia.

La condena a la que se enfrenta “el Vicentillo” podría ser de cadena perpetua, pero los fiscales estadounidenses le ofrecieron consideraciones -aún no especificadas-, si continuaba ofreciendo “cooperación plena y veraz”. La fecha en la que se dictará sentencia al hijo del “Mayo” aún no ha sido revelada y tampoco se sabe si ofrecerá un testimonio en el juicio contra Guzmán Loera.

Esperan largo juicio

A casi 2 años de la extradición del capo, el juicio inició el pasado 5 de noviembre con la elección del jurado en condiciones inusuales pues algunos expresaron temor a ser asesinados y otros hasta fanáticos se declararon.

Las edades de los integrantes del jurado oscilan entre los 20 y 50 años de edad, cuatro de ellos hablan español pero también hay migrantes de Europa, África y Asia. Sus nombres no serán dados a conocer, y tampoco dónde viven o en qué trabajan, estas medidas como parte de las extremas medidas de seguridad por el historial de violencia del cártel de Sinaloa.

Se estima que el juicio podría prolongarse hasta por 4 meses.

Con información de AFP y Notimex