Chalet o Castillito Díaz de León, una peculiar vivienda en Mazatlán


Geovany Avilés

La historia de esta semana también fue una petición especial, creo que le gusta mucho la historia al igual que a mí, les presento: Chalet o Castillito Díaz de León.

Anteriormente hemos mencionado que en Mazatlán encontramos muchas casas con estilo neoclásico, barroco, etc., pero El Castillito cambia por completo el panorama.

Fue construido en los años 20 por lo cual podemos decir que tiene alrededor de 100 años y, como se puede ver a simple vista, destaca de entre todas las construcciones del centro histórico, y eso que muchas de esas casas mantienen su fachada original.

Perteneciente a la familia Díaz de León, quienes tenían diversos negocios, entre ellos, una cervecería llamada el Listón Azul, una fábrica de chocolates y la fábrica de tabaco “El Vapor”.

Existen diversas versiones acerca del diseño de esa manera, una de esas versiones habla de que la familia quería dar muestra de su poder económico a los mazatlecos.

La más conocida, y creemos que es la más real, es que Antonio Díaz de León (hijo), se casó con María Lupio y decidieron ir de luna de miel a Inglaterra. Ella se enamoró del estilo de los chalets ingleses y pidió a su marido construirle una casa inspirada en ese diseño, el cual estuvo a cargo del Arq. Alfonso Ramírez. Se dice que el matrimonio nunca tuvo descendencia y el castillo quedó al cuidado de una hermana de María.

La hermana, quien nunca se casó, adoptó a una niña, quien al crecer se hizo cargo de la casa hasta que partió al extranjero y lo dejó al cuidado de un amigo.

Posteriormente, el chalet fue reclamado por un pariente directo de la familia Díaz de León, y después de una demanda legal recuperaron la propiedad y la pusieron en venta.

El castillo pasó mucho tiempo en abandono, cosa que la gente aprovechó para crear todo tipo de historias, muchas de ellas cargadas de terror y misterio.

También se le conoce como “El Castillo de las Mudas” porque durante un tiempo en el sótano se instaló un taller de costura donde vivían unas señoras con discapacidad auditiva.

Actualmente el castillito ya cuenta con nuevos propietarios, quienes al parecer están restaurándolo para conservar el diseño original. Tenía una imagen de hace unos años cuando estaba muy descuidado, pero no la tengo digitalizada, no pude encontrarla.

Lo que si es cierto es que la casa no ha dejado de llamar la atención y es muy conocida entre todos los mazatlecos, se ubica en la calle Carnaval a 2 cuadras de la Plazuela Machado.

Un día que andes por el centro histórico disfrutando de una nieve, te va a impresionar ver nuevamente el castillo, o la Casa Herrasti, o el Edificio del Centro Municipal de Artes/Escuela de Danza. Pero esa historia la dejamos para otra ocasión. Fin.

Previous No es el mejor momento para pasar a naranja en Sonora: Clausen Iberri
Next Sectur exhorta a charters que arriban a Sinaloa a aplicar protocolos de sanidad

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *