Tomado de: sin embargo.mx Por Mónica Maristain Ciudad de México, 31 de enero (SinEmbargo).- Después de ver Still Alice, el tremendo y sobrio filme dirigido por Wash Westmoreland y Richard Glatzer, queda una sensación invariable durante un buen tiempo: Julianne Moore va camino en convertirse en la nueva Meryl Streep, su heredera legítima. Es decir, si …